¿Qué es la Unanimidad?

Es esa tendencia del ser humano a desear que todos los que le rodean entren en una cajita con una etiqueta que ellos aprueben. Si uno no entra en ese cajita, uno es rechazado socialmente.
Tenemos que destruir esa cajita, porque el ser humano es complejo por naturaleza. Todos somos diferentes y aceptables, a menos que uno sea un sacoehuéa abusivo con tendencias dictatoriales.

Buscar este blog

Entrada apasionada

Cómo la Heteronormatividad arruinó a BBC Sherlock

( x ) Acabo de desperdiciar una hora de mi vida viendo un nuevo tvshow llamado "Apple Tree Yard" acerca de gente heterosexual...

domingo, 11 de diciembre de 2016

"Criminal Justice" y la bofetada que me dio de vuelta a la realidad

El 26 de abril de este año (vaya, es un montón) logré zombificarme a mí misma (POST de prueba). Luego de años siendo super emocional e impulsiva a veces, me volví un zombie, o adulto, como quieran llamarlo, pero hace como dos semanas fui acusada injustamente de hacer algo con un hombre casado. Ya sé que van a pensar lo peor de mí porque soy una mujer y eso significa que nací puta para esta sociedad y que no tengo derecho a cerrar las piernas, pero la verdad es que no pasó nada. De hecho, eso es lo peor de todo, ser acusado de algo que no hiciste, y el sentimiento de impotencia y frustración es tan grande -al menos para mí- que a veces quisiera sí ser culpable, ya que el sentimiento de ser culpado injustamente es peor que el de la culpabilidad. Es como cuando cometes un error, cuando pierdes algo. Prefieres perderlo tú mismo a que alguien a quien le encargaste cuidar este algo lo pierda. Al menos así es en mi caso.

Pokemones, tribu urbana (x)
Resulta que desde que esa tarde de 2008 me encontré con mis padres en Johnsons (una casa
comercial) con olor a cebolla de tan sudada que estaba, y les conté que andaba en una reunión de otakus, ellos han desconfiado de mí. Bueno, poco antes de eso, fui a otra reunión de otakus y no les conté, y justo en ese tiempo estaba el boom de la demonización de los pokemones por televisión. Pasaban noticias a cada rato de cómo los pokemones, esta tribu urbana, hacía cosas sucias, follando en los parques y tal. Bueno, como sucede con los adultos, les expliqué que los otakus y los pokemones no tenían nada que ver, y ellos no me creyeron, porque la tele para ellos es la Biblia y sigue siéndola hasta ahora. Creen que todo en las noticias de le TV es cierto, que es la santa y puta verdad, incluso cuando les digo que las noticias son seleccionadas y modificadas por razones editoriales y económicas, generalmente lideradas por gente muy poderosa y platuda (con mucho dinero).

Bueno, dado que llegué sudada y de mal olor, todo porque ese día olvidé ponerme desodorante y hacía un calor horrible y andaba con manga larga, creyeron lo peor. No lo verbalizaron, pero puedo apostar que creyeron que participé en una orgía o algo parecido, o tomé drogas o algo peor. Y desde entonces, pues, desconfían de cada cosa que diga, o interpretan lo que hago o digo como malo.

Este historial que tengo de impotencia cerebral y emocionalmente castrante ha ayudado a que me vuelva una persona tremendamente negativa. Después de esta acusación de meterme en un matrimonio, he decidido volver a mi origen y evitar socializar. Verán, estos últimos meses he estado de amigas con un grupo de gente, artistas, cantantes, con los cuales me llevo muy bien. Y cuando creí que finalmente había encontrado la gente correcta con la que ser amiga, gente tolerante e inteligente, de la que pudiera aprender y crecer, pasa esto. Y de hecho, cuando finalmente estaba dejando la vida fluir con naturalidad, gracias a Osho y su hermoso libro sobre el Tao llamado "Cuando el zapato es cómodo te olvidas del pie", pasa esto. Es como si la vida volviera a apuñalarte cuando por fin estaban acostumbrándote a este bodrio llamado existencia.

Dirán "te rindes muy fácilmente", pero la cosa es que al parecer socializar no es para todos. No sé... las reglas de sociabilidad no las conozco, hay cosas que escapan a mi criterio. Verán, hay cosas que socialmente no puedes decir o debes decir, y yo por alguna razón no las capto, no las entiendo. Yo sólo digo las cosas, y puede ser por falta de experiencia en círculos sociales, pero realmente no creo que sea eso. Yo creo que hay algún problema a nivel cerebral en mí. Asperger ligero o algo así. Pero el problema es que si lo es, es tan ligero, que nadie considera la posibilidad de que pueda haber algo mal conmigo, y asumen que sólo soy una desubicada, una ignorante, una mala persona, y que por eso no tengo filtros. Por ejemplo, el otro día, una compañera de trabajo se puso una polera, y me preguntó si se veía gorda. Ella es gordita, hay que decirlo, y contesté "No. No sé" y se ofendió.

No tengo filtro, ¿Ven? No me pregunten nada, es decir, voy a decir la verdad. Y sé que ustedes dirán "Ah, ¿te crees santa o qué?" No, no es cuestión de que sea buena o mala persona, es porque mi primer impulso es decir lo que pienso. Y cuando me junté con este hombre casado a ver películas, no se me pasó por la cabeza que era inadecuado pasar una tarde con un hombre casado viendo películas. Tenemos los mismos gustos y me cae bien. Pero una persona con más sentido común habría captado que no era adecuado, por supuesto.

(x)
La cosa es que ayer y hoy me vi una serie de sopetón, llamada "Criminal Justice" (versión británica de 2008). El título en español que le dieron es "Presunto Culpable", (DESDE AQUÍ ES SPOILER) sobre un chico que se ve envuelto en un crimen al acostarse con una chica que luego es encontrada muerta en su cama mientras él estaba en la casa. Todo indicaba que era el culpable, y por ello lo condenan a cadena perpetua.

Sus abogados contínuamente le recomiendan decir al juez que la mató por defensa propia, y él no lo hace porque su conciencia es más fuerte que su... bueno, astucia. Una persona astuta y sin ética (se puede ser astuto y ético, ¿eh? no estoy generalizando) habría elegido esa opción, a pesar de que con ello otros, sus conocidos incluidos, podrían creer que es culpable. De hecho, la madre del chico, cuando este en uno de los juicios le hace caso a sus abogados y dice que fue en defensa propia, llega a creer que su hijo es culpable, a pesar de él decirle que no la mató. La madre da entonces su excusa para creer que su hijo fue culpable, y le cuenta una anécdota sobre algo que él hizo de pequeño:

(Copiado del guión "Criminal Justice" Temporada 1, Episodio 4)

Madre:
¿Te acuerdas de nuestro gatito?
Tenías unos 12 años.
Tú no me viste, pero
yo te vi salir de casa...
llevando algo en los brazos y...
lo dejaste en medio de la calle,
luego volviste dentro.
Y después,
nos dijiste que habías oído
el chirrido de unos frenos...

¿Qué significa esto? Que los padres, cualquier cosa mala que hagas de pequeño, cualquier mentira que les digas, será excusa para que de grande piensen que eres deshonesto. Y quizá es humano hacer eso, quizá sólo es algo que todos hacemos para preservar el respeto de otros, por precaución.  Y de hecho, pensándolo así, es lógico hacerlo, pero a veces no puedes desconfiar de una persona toooooda la vida basándote en algo deshonesto que hizo una vez. La gente a veces aprende, se vuelve más honesta. O no.

Igual yo tiendo a creer que de grande uno pierde la inocencia sí o sí. Y con eso no quiero decir que signifique tener sexo y hacer cosas de grandes como pagar cuentas. Para mí perder la inocencia significa rendirte al sistema y volverte la persona deshonesta en la que a veces no puedes evitar convertirte, ya que para conseguir trabajo tienes que básicamente servirte de contactos o esperar a que otro sea despedido. Con perder la inocencia me refiero a cuando haces la vista gorda ante una injusticia que le están haciendo a otro, ante la corrupción, por muy pequeña que sea, aunque sea por hacer el bien a otros, a tus familiares por ejemplo. Perder la inocencia significa traicionar tus principios, hacer algo en lo que no crees, como cuando yo he dado clases en colegios mientras en mi cabeza me meo en el sistema educativo actual (creo que es un sistema diseñado para crear obreros, un sistema impositivo, cruel y que mata la creatividad e iniciativa natural de los niños, un sistema que vuelve retardados a genios).

Ben Whishaw como Ben Coulter (x)
Este chico, Ben Coulter, de esta serie "Criminal Justice" cae en el riesgo, al ser acusado injustamente y ser encarcelado, de perder la inocencia. Pero él se atiene a sus principios de decir la verdad y por ello lo castigan. Y es llamado tonto e iluso por hacerlo. Incluso llega a perder el brillo en los ojos, y aunque al final la verdad se descubre, que fue otro el que mató a esta chica, Melanie, uno se queda con este sentimiento de impotencia ante un sistema que no funciona, un sistema que prioriza el ahorro de recursos. Porque por eso querían que Ben dijera que había sido en defensa propia, para ahorrar recursos, para ahorrarse juicios, para terminar con el trámite, y en el caso de los abogados suyos, para ganar el juicio, ya que si confesaba que había sido en defensa propia, habrían sido menos años dentro de la cárcel. Pero Ben, habiéndola pasado bien con esta chica esa noche, sabiendo a ciencia cierta que es inocente, se atuvo a su propia verdad, incapaz de difamar a la chica, incapaz de decir mentiras para pasar menos tiempo en la cárcel. Por conservar su integridad, Ben se arriesga a una cadena perpetua.

¿Es eso lo que ocurre con los que se mantienen íntegros? Para entrar en el mundo del trabajo y en el mundo adulto en general, tienes que ser la copia del funcionario que la sociedad desea. En mi caso, me dejé crecer el pelo para ser contratado (suena tonto, lo sé), empecé a vestirme como señorita y ahora todos me elogian por mi look. En mi caso escucho pelambre en el trabajo todos los días, y tengo que callarme algunas opiniones para mantener las buenas relaciones. Tengo que acallar mi rechazo ante la intolerancia, ante la homofobia de mis compañeros de trabajo, tengo que mentir y decir que tengo un novio para que dejen de preguntar y sospechar que soy lesbiana, cosa que lamentablemente no soy. Tengo que fingir que soy heterosexual, porque si saliera del armario y dijera que soy asexual, sé que no me creerían. Mi propio mejor amigo no me creyó. ¿Qué podría esperar de alguien a quien conozco desde hace sólo dos meses?

Para sobrevivir en el mundo de los adultos tienes que volverte un hipócrita. Y los que no, se hacen ermitaños. Pero como mi hermana dijo, los ermitaños son gente desequilibrada.

Yo creo que los desequilibrados somos nosotros, los que se moldean de acuerdo a lo que el sistema quiere para poder tener un sueldo, dejando de ser ellos mismos.


PD: Descubrí esta excelente serie (es mejor que Sherlock a nivel creativo, hay que decirlo) gracias a que estoy siguiendo la filmografía de Ben Whishaw, quien encarnó a Ben Coulter, el chico injustamente acusado.
Hay que decir que he seguido bien mis instintos. No hay más que brillanteces en el currículum de este actor tan brillante (trabajó en "Cloud Atlas", película por la que estas últimas tres semanas he estado obsesionada). Incluso me mangué dos horas y media de una adaptación de la obra de Shakespeare, "Richard II", adaptada a la televisión y protagonizada por Ben Whishaw. Usualmente me han gustado las adaptaciones de las obras de Shakespeare ("El Mercader de Venecia", "Como gusteis", excepto "Sueño de una Noche de Verano" de 1999), pero The Hollow Crown, donde está incluído este "capítulo" sobre Richard II, no había podido soportarla hasta ahora. Pero la perfomance sola de Ben Whishaw es una excusa para ver esta cosa.


Ben Whishaw y sus personajes en "Cloud Atlas"


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario